TERCEROS

No pagues por sexo, cúrratelo entre iguales

Luís, te escribo desde las tripas por el cabreo que me está generando la pérdida de confianza en el nunca suficientemente valorado trabajo de las ONGs de ayuda al desarrollo por los escándalos sexuales inmorales de algunos de sus trabajadores.